Usuario:

Contraseña:


¿Recordar  contraseña?

Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
Opel quiere que españa aporte avales por importe de 500 millones para financiar su reestructuración
Jueves, 18 de febrero de 2010 - 17:13

                         


El fabricante alemán de automóviles Opel, perteneciente al grupo General Motors, pretende que España aporte entre 400 y 500 millones de euros en avales para financiar su plan de reestructuración, que supondrá un coste total de 3.300 millones de euros y que contempla el recorte de 900 empleos en la planta zaragozana de Figueruelas.

Opel pretende que el grueso de los apoyos financieros para su financiación recaiga en Alemania, a la que ha solicitado garantías crediticias por importe de 1.500 millones de euros, informa el diario 'Financial Times'.

No obstante, esta solicitud ha topado con la posición del grupo de trabajo constituido por responsables de los ministerios de Economía y Finanzas del Gobierno alemán. Miembros de este grupo no ven claro el plan de ajuste de Opel, pese a que cuenta con el aval de un auditor independiente, Warht & Klein, que lo considera "viable".

General Motors ha aportado otros 600 millones de euros para financiar el plan de reestructuración, cantidad que, sumada a los 1.500 millones que Opel espera recibir de Alemania, reduciría a 1.200 millones los avales que la empresa prevé obtener de otros países en los que tiene presencia industrial.

Toda vez que el plan de reestructuración, que supone el recorte de 8.300 empleos, contempla el cierre de la fábrica belga de Amberes, Opel no pedirá respaldo financiero al Gobierno belga. Por tanto, el grueso de esos 1.200 millones restantes se repartiría entre España y Reino Unido, países a los que el grupo pedirá avales por importe de entre 400 y 500 millones, siempre según 'Financial Times'.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, declaró el pasado martes que el posible apoyo financiero que España y Aragón podrían aportar para la reestructuración de Opel está supeditado a la puesta en marcha de un plan industrial para la factoría de Figueruelas que cuente con el respaldo de los trabajadores de la fábrica.

"Vamos a hablar en breve con la compañía, para analizar la viabilidad del plan y, eventualmente, para ofrecer garantías financieras, pero hasta la fecha no nos han pedido nada", indicó Sebastián, quien precisó que de los mil millones en avales movilizados por el Gobierno para el sector del automóvil, "General Motors todavía no ha pedido nada".

Volver

Sábado, 24 de junio de 2017