Usuario:

Contraseña:


¿Recordar  contraseña?

Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
Mercedes-benz clase b f-cell, un vehículo con muchas expectativas
Martes, 29 de diciembre de 2009 - 19:10

                         


MARIO HOMMEN

  • La marca tienen previsto fabricar también automóviles con propulsión por pilas de combustible.
  • El coche circula de forma tan ágil como silenciosa.
  • El consumo de combustible alcanza cerca de 1,3 litros por 100 kms.

Mercedes Benz Clase B F-Cell

El gran objetivo que se han marcado la casa Mercedes Benz es lograr una conducción de cero emisiones. Junto con vehículos equipados con baterías, los de Stuttgart tienen previsto fabricar también automóviles con propulsión por pilas de combustible. Y, además, quieren hacerlo pronto. Parece que la tecnología ya está madura en su mayor parte y, en la actualidad, se encuentra integrada en varios prototipos que ya están siendo probados. Nosotros hemos realizado un recorrido de prueba de unos 100 kilómetros por la ciudad de Mónaco y sus alrededores con uno de estos Clase B F-Cell. Una prueba totalmente libre de ruido y emisiones.

<p>Mercedes Benz Clase B F-Cell</p>Sus fabricantes están convencidos del éxito de su tecnología y también creen que ésta se impondrá de forma generalizada. Los estrategas de Mercedes creen firmemente que la pila de combustible tiene grandes posibilidades de sustituir a largo plazo al clásico motor de combustión. El generador de corriente es fiable, silencioso, logra grandes autonomías, no genera emisiones de ningún tipo y, según la casa Mercedes, a partir de 2015 será asequible para nuestros bolsillos.

Sin embargo, Mercedes reconoce que aún quedan algunos obstáculos por superar y que, en especial, el suministro a gran escala de hidrógeno inocuo para la atmósfera constituye uno de los grandes problemas. No obstante, con la recién estrenada campaña a favor de este tipo de hidrógeno, denominada"H2 Mobility", se pretende resolver este problema estructural antes de 2010 a través de una alianza de gran alcance entre socios industriales y el gobierno federal.

Rápido y silencioso

Con un fervor que roza la súplica, los responsables de Mercedes alaban el gran potencial que presenta su tecnología para una fabricación en serie a gran escala, así como el desarrollo de la correspondiente infraestructura de suministro. Parece que es necesario mostrarse así de seguro de uno mismo para convencer realmente a los demás del potencial de esta nueva tecnología y del inminente cambio que sufrirá nuestra movilidad. Si los de Sttutgart no logran encender la llama entre la población, es posible que este ambicioso proyecto esté abocado al fracaso.

En cualquier caso, las características de conducción del Clase B F-Cell han dado lugar a grandes esperanzas y crean grades expectativas en lo que respecta a este automóvil del futuro limpio y que, en realidad, está bastante más cerca de lo que creemos. Aparte de las grandes pegatinas "F-Cell" situadas en los laterales, en principio el vehículo tiene casi el mismo aspecto exterior que el Clase B normal. A primera vista, el interior tampoco revela ninguna pista sobre la nueva tecnología de propulsión. La llave de contacto se introduce como siempre en el bombín y con un giro hacia la derecha se pone en marcha el vehículo. Sin embargo, a este movimiento no le sigue el correspondiente rugido del motor. Tras situar la palanca de cambio en la posición D, tan sólo nos queda desplazar el pie del pedal del freno al pedal de aceleración y el coche comienza a circular de forma tan ágil como silenciosa. Lo único que nos acompaña a lo largo de la prueba es un ligero zumbido similar al de una turbina.

El princi

Volver

Domingo, 22 de octubre de 2017