Usuario:

Contraseña:


¿Recordar  contraseña?

Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
Los sindicatos acusan a seat de "mentir" e incluir mano de obra directa entre los 330 despidos
Martes, 19 de enero de 2010 - 13:33

                         


Urgen a la Generalitat a frenar los despidos y obligar a Seat a cumplir con sus compromisos BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos UGT y CC.OO. de Catalunya acusaron hoy a Seat de "mentir" y certificaron que los despidos que ayer empezó a comunicar la empresa no se centran en cargos directivos --entre los que sólo hay cinco afectados de momento-- ni cargos intermedios, sino que también afectan a operarios considerados "mano de obra directa" de la factoría, ya que se dedican a tareas de mantenimiento, logística y a la sección de matricería.

En una rueda de prensa conjunta, ambas organizaciones instaron a la Generalitat a parar el reparto "indiscriminado y selectivo" de cartas de despido, por el que Seat quiere despedir a unas 210 personas (en otros 119 casos ya se han pactado prejubilaciones). Recordaron que la Administración jugó un papel importante en el proceso de adjudicación del Audi Q3, que culminó con congelación salarial a cambio de mantenimiento del empleo.

El presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT), habló de "purga y 'vendetta' (venganza)" para calificar esta medida, y aseguró que hay 187 trabajadores afectados que dependen del convenio colectivo y cuyos cargos van desde oficiales de segunda a jefes de primera categoría, técnicos de administración e ingenieros. "Se están entregando cartas a trabajadores de 'mono azul', mano de obra directa en el proceso productivo", sentenció.

En el mismo sentido, el secretario general de CC.OO. en Seat, David Matellán, consideró una "burla" este proceso, y apuntó a que la única explicación para justificar algunos de los nombres que aparecen en la lista de despedidos es que la dirección de la empresa haya dado "unas cuotas a cada sección para que cada una aporte las cabezas necesarias".

Carnero incluso apuntó que en algunos casos los trabajadores afectados son empleados a los que sus jefes directos habían promocionado recientemente, lo cual desmonta la alegación de la empresa de que los despidos se producían por bajo rendimiento.

Además, añadió que hay 45 trabajadores de Seat Sport que están incluidos en esta medida. "Dudo que un equipo de ingenieros, mecánicos y electricistas que han llevado a Seat a ganar los dos últimos campeonatos del mundo puedan ser despedidos por no rendir", subrayó el presidente del comité.

LA SOLUCION: MAS PREJUBILACIONES

Para ambos sindicatos, el conflicto --que ya ha provocado el paro de la producción en la planta de Seat de Zona Franca y amenaza la actividad de Martorell-- podría solventarse si Seat accede a parar este recorte y negociar ampliar las prejubilaciones, con lo que se podría cubrir "el 70% de los despidos".

Matellán apuntó a que hay todavía 170 empleados que podrían haberse acogido a la prejubilación, pero que no recibieron esta oferta con la que Seat solventó 119 de las bajas anunciadas. Asimismo, pidió bajas voluntarias para el resto de salidas de trabajadores.

Asimismo, UGT y CC.OO. exigieron que el resto de las salidas de trabajadores se den a través de bajas voluntarias y no "a dedo" como hasta ahora, ya que advirtieron que esta vía "se carga todo el modelo de relaciones laborales imperante en la empresa e incumple el derecho laboral".

POSIBLE PARO EN MARTORELL

Los portavoces de ambos sindicatos certificaron que el paro en la planta de Zona Franca --que empezó ayer al mediodía-- amenaza con prolongarse durante toda la semana si la situación no se reconduce.

Por el momento, explicaron que la compañía ya ha convocado un gabinete de crisis para esta tarde, ya que la escasez de las piezas que llegan desde Barcelona podría obligar a parar la producción en Martorell y desconvocar el turno de trabajo nocturno.

Los responsables de las federaciones sectoriales de ambos sindicatos, Javier Pacheco (CC.OO) e Isabel Martínez (UGT) sentenci

Volver

Domingo, 22 de octubre de 2017