Usuario:

Contraseña:


¿Recordar  contraseña?

Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
Gobierno y sindicatos italianos critican a fiat por suspender la producción durante dos semanas
Miércoles, 27 de enero de 2010 - 15:17

                         


El Gobierno italiano se plantea recuperar los incentivos a la compra de coches ROMA, 27 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno)

El Gobierno italiano y los principales sindicatos arremetieron hoy contra Fiat, que ayer anunció el cese de la producción en todas sus fábricas italianas entre los próximos 22 de febrero y 7 de marzo, lo que supondrá la suspensión temporal de empleo para 30.000 trabajadores.

El ministro de Desarrollo Económico, Claudio Scajola, consideró que la decisión dada a conocer ayer por el grupo automovilístico "no es oportuna", justo en un momento en el que el Gobierno está intentando mediar entre los sindicatos y la empresa en relación con el anunciado cierre de la fábrica siciliana de Termini Imerese.

Scajola dijo que desconocía completamente la intención de Fiat de suspender la producción durante dos semanas y consideró que esto "hace todavía más difícil el conflicto" de Termini Imerese.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi, también criticó a Fiat por haber tomado esta decisión de modo "unilateral" ya que esto "pone en entredicho el diálogo social", advirtió.

De su lado, los sindicatos ven en la iniciativa de Fiat un claro "chantaje" en vista del encuentro que la empresa mantendrá este viernes con los representantes de los trabajadores precisamente para afrontar los graves problemas laborales del grupo, según declaró el secretario general de Cisl, Raffaele Bonanni.

Fiat justifica su decisión de suspender temporalmente la producción en la caída de ventas registrada desde comienzos de enero, lo que hace "necesario adecuar los niveles productivos a la demanda".

INCENTIVOS.

Los incentivos que el Gobierno de Silvio Berlusconi puso en marcha el año pasado favorecieron el mantenimiento de las ventas en 2009. Sin embargo, a partir de enero, los niveles se colocaron por debajo de los registrados en enero del año pasado, cuando el mercado estaba atravesando una grave crisis. Según la empresa, muchas personas están esperando a que el Gobierno lance nuevos incentivos para comprarse un coche.

De hecho, Scajola confirmó hoy esta posibilidad "no sólo en el sector automovilístico, sino también en otros" que también necesitan "relanzar los consumos". "No cabe duda de que los incentivos son un fenómeno que altera la marcha normal del mercado", razón por la que "estamos pensando hacerlo para un periodo limitado y con cifras menos consistentes", precisó.

Volver

Miércoles, 28 de junio de 2017