Usuario:

Contraseña:


¿Recordar  contraseña?

Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
El gobierno aragonés espera que gm y sindicatos lleguen a un acuerdo "razonable" sobre los ere
Jueves, 11 de febrero de 2010 - 11:39

                         


El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, expresó hoy su deseo de que la dirección de General Motors (GM) España y los representantes sindicales de la planta de Figueruelas (Zaragoza) alcancen un acuerdo "razonable" sobre los dos nuevos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) presentados esta semana por la compañía automovilística.

Uno de los ERE es de extinción de empleo y afectaría a 900 trabajadores con el objetivo de reestructurar la plantilla y el otro es de suspensión temporal del empleo y se aplicará sobre 600 trabajadores del 1 de abril al 31 de octubre de 2010 a consecuencia de la supresión del turno de noche de la planta zaragozana de Figueruelas.

Larraz explicó en declaraciones a los medios de comunicación, en los pasillos de las Cortes de Aragón, donde se celebra sesión plenaria, que hay que dar "tiempo" a empresa y sindicatos "para que negocien" y alcancen un acuerdo "razonable" y "asumible por la autoridad laboral".

Respecto a los dos ERE, comentó que el primero se ha "ajustado" al que ya acordaron trabajadores y la empresa Magna, que iba a comprar Opel Europa, filial europea de GM, si bien finalmente General Motors decidió no venderla, y el segundo a lo que se habló con el presidente de GM Europa, Nick Reilly, "y nos parece que se puede ir por un camino que puede ser aceptable".

En todo caso, comentó, "estas negociaciones son complicadas" porque no sólo está presente el plan de reestructuración de Opel Europa, sino también "el convenio, paralelo a esa negociación, y algunas peticiones de ahorro de la empresa" por lo que será una negociación "compleja".

Sobre el aval que el Gobierno de Aragón tiene previsto dar a GM para el lanzamiento del nuevo modelo del Meriva en Figueruelas, Larraz precisó que siguen "trabajando en reuniones", si bien "no lo sustanciaremos hasta que no tengamos la completa seguridad de que la planta está en calma, es viable y hay futuro para ella".

Volver